Te encanta el verano, ir a la playa y pasartela bien. Pero cada vez que planeas un viaje tienes que pensar qué hacer con tus mascotas. Mucha gente odia la idea de viajar con animales de compañía, por muchas razones. Sin embargo, en caso de que hayas decidido viajar con tu mascota aquí hay algunas cosas que debes considerar.

– Lleve a su mascota al veterinario para saber si está sano. Esto con el fin de que el veterinario le revise las orejas, cortarle las uñas y actualizar sus vacunas.

– ¿Qué tipo de vacaciones desea pasar? En caso de que seas dueño de un perro joven de raza deportiva, un camping o vacaciones de pesca será la opción ideal. Por otro lado, si vas a ir en un viaje por todo el país, puedes llevar tu perro poodle (caniche) o similares, teniendo en cuenta que viajas bien.

– Considera qué tan activo es tu mascota y la cantidad de ejercicio que va a necesitar. Si eres dueño de un perro grande como un labrador o retriever, podría ser un poco frustrante para él pasar muchas horas en auto.

– ¿Tu mascota tolera bien los extraños? ¿Está cómodo con cualquier tipo de situación? Viajar con un perro que es tímido o un perro que ladra a cada pequeña cosa puede arruinar Tus vacaciones.

– ¿Será el clima adecuado para tu mascota? Si tu mascota pasa la mayor parte de su vida dentro de la casa, no podrá ser capaz de tolerar el calor en caso de que te vayas de camping o a la playa.

Si todavía estás decidido a viajar con tu mascota, no te olvides de “hacer sus maletas.” Asegúrate de que la comida que está acostumbrado a comer se pueda comprar a dónde vayas o llevala en un recipiente cerrado. También necesitarás un montón de su comida para darle de comer durante el viaje.

Recuerda también que un cambio en el agua potable también puede causarle diarrea, así que asegúrate de llevar consigo una buena provisión de agua para tu mascota. En caso de que viajes con tu perro, no te olvides de llevar un hueso para mantenerlo ocupado. También incluye una correa resistente, gargantilla con las etiquetas atadas y una cadena. Es una buena idea grabar tu número de teléfono en las etiquetas, en caso de que tu mascota se pierda.

Si viajar con tus mascotas es todo un dolor de cabeza, o si al lugar donde te vayas a hospedar no acepten mascotas, que por cierto todo hotel prohiben las mascotas. Así en en estos casis te recomiendo mejor dejarlo en algún hotel para perros, realmente una buena alternativa. Muchos de ellos tienen excelente reputación por lo que ofrecen, sólo asegúrese de hacer una reservación con anticipación para asegurarte de que tu mascota recibe una atención adecuada.

Cuna del Imperio Romano, la capital de Italia es un gran destino cultural que tenemos realmente cerca. Con miles de años de historia a sus espaldas, cada año recibe 16 millones de turistas y, mientras paseamos por la ciudad de Roma, nos podemos encontrar con multitud de monumentos y restos arqueológicos, así como tiendas y restaurantes.

Visitando lugares como el famoso Coliseo Romano, el Circo Máximo o las Catacumbas, retrocederemos hasta la época del Imperio y nos sentiremos como uno más. En cuanto a los museos, la Galería Borghese y los Museos Capitolinos son de visita obligada.

También podemos visitar lugares muy conocidos como la Fontana de Trevi o la Plaza de España. No nos deberemos olvidar de la Plaza de San Pedro, la Capilla Sixtina o la Basílica de San Pedro, todo ello dentro de la Ciudad del Vaticano.

Entre las compras, podemos hablar de la gran variedad de pastas que podemos encontrar, o los recuerdos y regalos a precios bastante ajustados que veremos en los puestos callejeros. Si no vamos con un presupuesto ajustado, en las inmediaciones de la Plaza de España, tendremos la posibilidad de hacer compras en las boutiques de los mejores diseñadores.

Encontrar un alojamiento económico no será sencillo, ya que los precios son altos. Las mejores zonas para alojarse son los alrededores de la Fontana de Trevi. La zona de la Plaza de España también es una muy buena opción.

Para movernos por la ciudad podemos optar bien por el autobús, el metro, el tranvía, tren suburbano o el taxi. Existen distintos abonos para que nos salga más económico movernos en transporte público.

Para llegar a Roma, lo más habitual es el avión, en el que rápidamente llegaremos desde cualquier ciudad española. La ciudad tiene dos aeropuertos, Fiumicino y Ciampino, con un movimiento anual superior a los 40 millones de pasajeros. Para llegar desde cualquiera de los dos aeropuertos hasta la ciudad, tenemos varias opciones como el tren, el autobús o el taxi. Por un precio realmente ajustado tendremos la oportunidad de disfrutar unos días en esta fantástica ciudad.

Emprender un viaje a Bogotá, donde se puede disfrutar desde su ingreso con una rica arquitectura histórica, un aire bohemio y una abundante y variada gastronomia, hacen que se distinga esta ciudad, La Candelaria.

Recorrer la Plaza de Bolívar, el Palacio de Nariño, lugar donde esta establecida la casa presidencial, el Museo del Oro, la Plaza del Chorro Quevedo, pasear por la feria artesanal donde se encuentra gran variedad de artículos típicos y autóctonos de la región, con una gran concurrencia donde los visitantes y turistas buscan regalos para sus seres queridos llevando un grato recuerdo del lugar.

Visitar La Candelaria esta llena de encanto y de muchos atractivos donde sus casas coloniales, de techos de tejas rojas, grandes ventanales con sus típicas rejas, calles de adoquines, fueron recibiendo a muchos pobladores de diferentes profesiones y oficios, donde allí se reunieron por el gran contenido cultural que alberga, concentrándose bibliotecas, teatros, universidades, instituciones que realzan el patrimonio del país.

Conocer dentro del circuito de turismo religioso las admirables maravillas de muchos de sus monumentos religiosos entre ellos la Catedral Primada de Bogotá y la Capilla del Sagrario.

Deleitarse con los numerosos teatros que se ubican dentro de La Candelaria como el Teatro Colón de Bogotá, el Libre de Bogotá, todos de una arquitectura particular con los más destacados detalles de estilo.

Una ciudad que reúne varios barrios y con un gran centro de concentración de monumentos civiles, religiosos, educativos todos ellos conforman un importante patrimonio cultural, histórico y arquitectónico. Sede de la cultura colombiana, de riquezas literarias, teatrales, de artes plásticas, etc.

Un lugar para visitar y llevarse las mejores panorámicas, el gran sentido de conservación de una larga historia desplegada por toda la extensión de la región.

Pasar por los restaurantes de la Candelaria donde degustar alguno de sus platillos típicos y beber alguno de sus tragos tradicionales en alguna de sus tardes colombianas.

Un lugar increíble para conocer y disfrutar de todo su esplendor es llegar a la Quebrada de Cafayate, ubicada entre Cafayate y Salta. Es una formación de rocas calizas formada por la erosión del agua y el viento, con increíbles formas, con tonos rojizos y se alcanza luego del cruce del Río de las Conchas.

Un hermoso paraíso que parece estar al límite entre la tierra y el cielo, donde el turista encuentra todo el placer de un bello paisaje natural. Recibe la visitas de miles de turistas de diferentes nacionalidades durante todo el año.

Sus magnificas vistas panorámicas invitan al encuentro de la paz y la tranquilidad, una aventura para recorrer en toda su amplitud, con las interesantes subidas para disfrutar paso a paso.

Su paisaje con una geografía especial se pinta con toques de diferentes colores que forman un encantador cuadro. Desde su ruta se pueden ver varios lugares imponentes como el Monje, Las Ventanas, los Castillos, deben sus nombres a lo que parecen sus formas y Los Medanos con depósitos de arenas eólicas y calcáreas.

Este accidente geográfico tiene su origen hace dos millones de años. Una visita obligada para todo turista y llevarse el más grato recuerdo en sus retinas.

Estas quebradas marcan el camino de la Garganta del Diablo, un túnel profundo y cerrado donde se invita a subir y no perderse el maravilloso paisaje.

Esta es una de las tantas maravillas que forman parte de lo típico de la ciudad como también sus bodegas, catedral. Con un estilo colonial y barroco que data del siglo XIX.

Llegar a la tierra donde vive el sol, es un gran atractivo para miles de personas para saborear sus típicas delicias elaboradas por las manos de sus pobladores como llegar a admirar su extenso paisaje, capturando en imágenes sus diferentes riquezas naturales.

Una propuesta interesante para el que desea planificar su próxima salida a lugares sorprendentes de bello colorido.

A la hora de escoger destinos turísticos, se hace difícil tomar una decisión, lo mejor es investigar varios puntos para poder optar por el mejor entre todos los que emprenderán el viaje. Hoy, les dejamos información sobre Buenos Aires, en Argentina.

Esta ciudad es reconocida a nivel mundial por su particular Noche Porteña, se dice que en Buenos Aires, nunca duerme puesto que se pueden hallar por toda la ciudad, bares, kioskos y negocios abiertos las 24 horas del día. Así mismo, los servicios de transporte público funcionan en todo horario para proporcionar un flujo constante por la ciudad.

Si nuestra intención no es realizar salidas nocturnas, podemos quedarnos tranquilos puesto que en Buenos Aires hay mucho más que ofrecer, entre los paseos diurnos podemos toparnos con decenas de museos temáticos de todo tipo y para todas las edades. El museo de Ciencias Naturales es uno de los más recurridos y posee visitas guiadas durante todo el día a un muy bajo costo. El mismo se encuentra situado en la Capital de la provincia.

No muy lejos de allí podemos encontrarnos con el Zoológico principal de la Capital, donde hay cientos de especies de animales además de otras atracciones, tiendas de recuerdos y bares temáticos donde almorzar.

Sobre la ciudad, podemos también encontrar muchas atracciones y monumentos importantes, como lo son el Obelisco, el cual está rodeado por pequeñas calles repletas de negocios, feria y centros de entretenimientos.

En Puerto Madero, cerca del Obelisco podemos encontrar el puente monumento a la mujer, un hermoso destino para pasear y conocer lugares únicos cerca del río.

Lo mejor, es que utilizando los transportes públicos los cuales poseen un muy bajo costo, podemos llegar de sitio en sitio en pocos minutos (sobre todo haciendo uso del subterráneo) y conocer lugares espectaculares en tan solo uno o dos días.